martes, 23 de agosto de 2016

CARTA ABIERTA A VIOLETA AGUADO (ELDIARIO.ES) Y MANUEL ANSEDE (EL PAIS)


Si eres un ciudadano responsable y preocupado por el genocidio de la geoingeniería, dedícale unos minutos a colgar en todos los twitters posibles el link a la siguiente carta abierta. Nos toman el pelo. Hay que desenmascararlos.

Ejemplos de tweet:
Periodistas mentirosos basta de engañar a los españoles + link
Basta de mentiras. Stop geoingeniería. +link
Basta de genocidios. Basta de chemtrails+link
Basta de mentiras. Basta de genocidios. Basta de chemtrails+link
Lista de twitters a bombardear de tweets:
@manuelansede  @violetaaguado  @eldiarioes  @elpais_espana  @desdelamoncloa  @CasaReal  @Defensagob  @interiorgob  @guardiacivil  @jordievole  @_anapastor_ ….
 

Y todos los que se os ocurran.
Debemos ser como un ejército que pilona al enemigo, día y noche.
Todos a una, Fuenteovejuna.


 


CARTA ABIERTA A VIOLETA AGUADO DE ELDIARIO.ES Y MANUEL ANSEDE DE EL PAIS 
En referencia a los artículos Los científicos niegan los ‘chemtrails’, el supuesto plan para fumigar a la población y Los expertos, sobre los"chemstrails": un pufo sin evidencia científica publicados el mismo día 17 de agosto 2016.
 

      Inexplicable crucigrama de aviones en el Parque Nacional Yosemite Park, que ha dado origen a una denuncia liderada por Dane Wigington de la plataforma geoengineeringwatch.org.


Es patético constatar, estimada Violeta, estimado Manuel, que, siendo tan ignorantes en la materia, se les haya encargado escribir un artículo sobre algo tan trascendente y de consecuencias catastróficas como son los programas clandestinos de aerosoles atmosféricos. Sus respectivos artículos son un insulto a la inteligencia y al pueblo español, y agradeceríamos recibir algún día sus disculpas.
 

Es evidente que sus artículos responden a la necesidad de opacar la escandalosa guerra climática que cada día es más difícil negar.
 

Sólo las avestruces creen que ignorar un hecho sirve para que deje de existir. Así que vamos a intentar, con esta carta, reducir levemente su inconmensurable ignorancia. Y si están interesados, les podemos hacer llegar nuestro dossier informativo, en el que viene recopilada mucha información del más alto interés sobre esta materia.
 

Señoras y Señores, a pesar de las mentiras oficiales vomitadas por los diarios como El País y eldiario.es, está teniendo lugar en todo el planeta, un programa de manipulación atmosférica o geoingeniería, con todo tipo de aerosoles y dispositivos de emisiones de ondas electromagnéticas con múltiples propósitos. Y que, como es un programa clandestino, nunca será reconocido por las autoridades que utilizan a falsos científicos para desinformar a la población, ya que tienen orden de negarlo, tal y como se ha desvelado en un documento filtrado por error del Ministerio de Medioambiente neozelandés

Y esto es muy antiguo porque ya en 1966 los EEUU elaboraron un programa de modificación climática, y en 1976, la Asamblea General de Naciones Unidas, reunida en Ginebra, celebró una convención cuya resolución (nº 31/72, convención TIAS 9614) estableció la prohibición de manipular el clima con fines militares u hostiles. Por tanto, difícil es argumentar, que se puede adoptar una resolución para prohibir algo  que no existe.






Pero no se crean que esto sólo pasa en EEUU, en 1975 se inició en España el PIP, un “Proyecto de Intensificación de Precipitaciones” que coincide curiosamente con el inicio de la reducción de las precipitaciones en Castilla. 






Y por si no fuera evidencia suficiente de la existencia de programas de modificación climática en España, tenemos otra prueba indiscutible en la legislación española: el Real Decreto 849/1986, del 11 de abril, por el que se aprueba el Reglamento del Dominio Público Hidráulico. 

Dicho decreto, en su artículo 3, reconoce la modificación climática, como podemos leer a continuación:

“1. La fase atmosférica del ciclo hidrológico sólo podrá ser modificada artificialmente por la Administración del Estado o por aquéllos a quienes ésta autorice (art. 3 del TR LA).
 

El mismo decreto en su párrafo 4 deja claro que la tecnología utilizada entraña peligros para  la salud:
 

4. Cuando los procedimientos empleados a los efectos de este artículo impliquen la utilización de productos o formas de energía con propiedades potencialmente adversas para la salud, se requerirá el informe favorable de la Administración Sanitaria para el otorgamiento de la autorización.”

¿A que no tenían ni idea de todo esto? Les podemos aportar MUCHÍSIMA información respecto de la modificación climática del planeta.
 

Somos la Asociación Nacional Española Cielos Limpios, esta es nuestra web, este es nuestro canal de youtube y les adjuntamos también, un video muy sencillito que les aportará la información indispensable para entender por qué nunca reconocerán oficialmente este programa de control del clima y cómo, detrás del ecologismo institucional de Greenpeace y la mentira del cambio climático del IPCC, están la gran industria petroquímica y el complejo militar industrial del gobierno en la sombra, concepto que ha dejado de ser conspiranoico desde  que las reuniones de Bilderberg han dejado de ser un secreto.
 

En su perfil de twitter se presenta Ud., Sra. Aguado, como alguien que “practica el oficio de contar cosas”. No precisa Ud. si cuenta mentiras o verdades, eso parece darle igual. Lo importante es contar cosas. ¿No es así? Pues le vamos a demostrar que, si quiere hacer honor a su profesión,  debe Ud. cuidarse  mucho de escribir lo que es verdad, y no lo que le mandan.
 

Ambos dos habéis escrito el mismo día sobre el mismo tema. Queda claro, pues, que obedecen órdenes y que ambos artículos forman parte de vuestro deber como lacayos al servicio de los grandes medios de comunicación de los poderes fácticos, y no son fruto de una investigación propia y genuina. Hoy les han ordenado escribir sobre esta mentira, mañana escribirán sobre otra. Siempre a la orden. Es simplemente su modus vivendi.
 

Cuando uno acusa a un importante número de personas -debemos ser millones- que denuncian la manipulación climática con aerosoles y tecnologías de ondas escalares, de que son tontos y creen cualquier bulo, conviene ser extremadamente cuidadoso y científico a la hora de demostrarlo, porque se arriesga a caer en el ridículo, cuando no en el descrédito. Sin embargo, sus artículos que niegan la existencia de un programa oculto de geoingeniería en los EEUU, en realidad carecen de todo rigor metodológico y se limitan a llevar y traer bulos supuestamente científicos publicados por revistas al servicio del poder. Y se lo vamos a demostrar. 
 

1. El informe de la revista científica Environmental Research Letters,  al que hacen referencia ambos artículos, empieza afirmando que “el 17% de la población en una encuesta internacional…” cree en la manipulación atmosférica, pero dicho artículo se limita a decir que 3015 personas han sido interrogadas. ¿Les parece a Uds. significativo realizar una “encuesta internacional” con sólo 3015 personas?  Además, si ha sido una encuesta a nivel internacional varias instituciones han debido participar ¿cuáles son esas? ¿Qué países han sido encuestados? ¿Cómo han sido seleccionados dichos países? ¿Qué segmento de población? ¿Cómo han sido elegidos los lugares de la entrevista? Etc... Esta información es básica para dar credibilidad a las cifras, y cualquier investigador profesional sabe que debe darse sistemáticamente en cualquier estudio verdaderamente científico. La verdadera ciencia busca la verdad, independientemente de los resultados de la búsqueda.  Ese 17% es, pues, una cifra más, una simple afirmación que demuestra que no estamos leyendo una revista realmente científica, sino que estamos frente a falsos científicos, comprados para afirmar lo que el poder ordena,  porque un informe verídico aporta pruebas, y  no puede simplemente afirmar, así sin más, que hay un porcentaje X que cree tal cosa sin documentar esa afirmación con datos precisos. Pero evidentemente, eso no parece llamarles la atención y repiten sin pestañear cualquier cosa que se presenta como científica, tal es su ignorancia sobre este gravísimo tema.

2. El mismo artículo que Uds. citan cual Biblia de Verdad revelada, utiliza el término SLAP para referirse a “secret large-scale atmospheric program”, es decir programa secreto atmósferico de amplio alcance. ¿No les parece extraño que existan unas siglas para denominar algo que no existe? Si les parece normal, ¿nos podrían dar otro ejemplo de unas siglas que definan algo que jamás ha existido?  Les sugiero que, en el futuro, sospechen de estas cosas que son pequeños indicios de que algo pasa que se quiere ocultar.

3. Una de las instituciones que está detrás de estas afirmaciones es el Carnegie Institute. A estas alturas de la vida, deberían Uds. saber que lo que dice el Carnegie Institute no es de fiar, porque, lejos de ser una organización filantrópica desinteresada que quiere ayudar a la Humanidad, está detrás de la práctica totalidad de programas eugenésicos, control de la natalidad y esterilizaciones forzosas, de ingeniería social, control de los programas curriculares de educación, programas secretos de la CIA… Todo ello ha sido demostrado en numerosas investigaciones tras la desclasificación de documentos de la CIA. Y ya que, Sra. Aguado, le gusta el “oficio de contar cosas”, les recomiendo a ambos, para alimentar su oficio,  lean un apasionante ensayo de Jim Marrs, titulado The Rise of the Fourth Reich y también el magnífico La CIA y la Guerra Fría cultural de Stonor Saunders. Probablemente, estas lecturas les sacarán de su letargo buenista y les mostrarán un mundo que ni se imaginan. Es más, les diría que basta que algo sea promovido y financiado por el Carnegie Institute, por la Fundación Ford,  la Fundación Rockefeller o la Open Society de Soros  para que debamos desconfiar seriamente y preguntarnos qué quieren que creamos, ya que llevan más de un siglo mintiendo a la Humanidad a la que desprecian profundamente.
 

La escasa solvencia científica de la fuente ha quedado pues demostrada, pero hay más.

4. Según afirma la Sra.Aguado,   “76 de los 77 científicos participantes no han encontrado ninguna evidencia de la existencia de chemical trails o las llamadas quimioestelas en castellano”.
  





Para el futuro, sepa Ud. que en español decimos estelas químicas para los chemtrails. Y sepan los lectores que no sólo los chemtrails existen, sino que forman parte de la formación de la Fuerza Aérea de los EEUU puesto que los pilotos tienen un manual dedicado a los chemtrails.





Como es lógico, el Carnegie Institute, que fue creado para el control de la opinión pública, jamás publicará estas imágenes que prueban la utilización de estelas químicas por el ejército de los  EEUU, ni tampoco se hará eco de la opinión de los centenares de científicos que están denunciando las consecuencias catastróficas de estas prácticas atmosféricas clandestinas sobre la salud de las personas, la tierra, los bosques, las abejas… ¿Qué son 76 científicos a sueldo frente a los centenares de testimonios  y denuncias de militares, pilotos y científicos de todo el mundo que testifican, a riesgo de su propia vida, que son expulsados de sus trabajos por contar lo que el poder no quiere que se sepa? No son nada.


¿Les parece sensato tildar de tontos y conspiranoicos a miles de agricultores del Levante español que se han constituido en asociaciones, han presentado denuncias ante las Fiscalías de Medioambiente porque ven cómo los aviones les roban la lluvia? ¿De verdad creen que un agricultor no sabe de nubes y de lluvias? ¿De verdad creen que miles de agricultores, que a duras penas se manejan con un android,  se van a molestar en crear asociaciones y cursar denuncias por cosas que no existen?  Créanme, no hay nada más realista y menos conspiranoico que un agricultor del Levante Español.


Dr. Russell Blaylock

¿Saben Uds. que cada vez que se hacen analíticas de los suelos en cualquier parte de las zonas afectadas, se aprecia un aumento injustificable de aluminio en escamas en la tierra? ¿Sabían Uds. que ya está demostrado por estudios forenses que hay una relación directa entre las enfermedades neurodegenerativas y la presencia de aluminio en el cerebro? Al menos sabrán del aumento exponencial de enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson y que es algo que está asustando a la población pues nadie sabe a qué se debe.Ante semejante “epidemia de Parkinson y Alzheimer” ¿por qué ningún científico del Carnegie se preocupa por investigar la relación entre esas enfermedades, el aluminio en el cerebro y el que se encuentra injustificadamente en la tierra?
Muy sencillo, señores periodistas lacayos, porque se trata de un programa clandestino y, por tanto, no se puede investigar nada que lo pueda desvelar al gran público.


 
 
  
 

La mentalidad científica cree en la cifra, ¿no es así? ¿Pues qué son 76 científicos a sueldo en comparación con cientos de testimonios, miles de agricultores y millones de ciudadanos de todo el mundo que estamos denunciando  en todas partes la geoingeniería clandestina?.  Aquellos 76 figurantes no son nada, simples siervos sin moral, mintiendo por un plato de lentejas.
 


Y Uds. ¿de qué lado están? ¿Con el poder depredador e inhumano o con el pueblo llano indefenso?
 

5. Ignoran Uds. que la manipulación atmosférica y de la ionosfera por ondas electromagnéticas del HAARP fue denunciado en el Parlamento europeo en febrero de 1988 por ser una actividad que se estaba llevando a cabo en secreto por la OTAN. El informe dice así:
“ Otra consecuencia grave de HAARP son los agujeros de la ionosfera causados por las potentes ondas de radio. La ionosfera nos protege de la radiación cósmica. Se espera que los agujeros se cierren de nuevo, pero la experiencia con la capa de ozono hace pensar lo contrario. Esto quiere decir que hay agujeros considerables en la ionosfera que nos protege.


Debido a sus considerables efectos sobre el medio ambiente, HAARP es un asunto de interés mundial y debe cuestionarse si las ventajas de este sistema realmente son superiores a los riesgos. Hay que investigar los efectos ecológicos y éticos antes de proseguir con la investigación y los ensayos. HAARP es un proyecto casi desconocido y es importante que la opinión pública sepa de qué se trata.”
¿Sabían Uds. de esto? No ¿verdad? Es que la ignorancia es muy atrevida.

Si de verdad les preocupa este tema, dejen de repetir como loros lo que dicen falsos científicos y empiecen por una observación empírica elemental. Observen Uds. el cielo atentamente, día tras día y desde el mismo lugar. Acabarán observando que existen pasillos aéreos por donde pasan los aviones comerciales todos los días. Para asegurarse de que son aviones de líneas aéreas pueden descargarse la aplicación de Flightradar24  la que les permitirá saber qué avión está pasando, su nº de vuelo y compañía aérea. Al cabo de unos días de observación habrán comprobado que hay días de tráfico aéreo normal, sin estelas o con estelas cortas, pero otros días, casualmente cuando anuncian lluvia, muchos aviones comerciales dejan estelas persistentes, mientras decenas de otros aviones que ya no pasan por los pasillos aéreos sino por cualquier sitio, y  NO SALEN EN EL FLIGHTRADAR,  dejan también grandes estelas que se expanden.  Al final del día, el cielo está cubierto con una masa blanquecina y no se producen las lluvias anunciadas. Esta investigación empírica ha sido realizada en Francia por una ciudadana cerca del aeropuerto Charles de Gaulle que confirma lo expuesto.
 

Esto demuestra que hay una relación directa entre las estelas persistentes y la inhibición de la lluvia .  

Y ¿cómo es  posible que vuelen aviones que no son detectados por radares? Pues porque esos aviones NO SON AVIONES COMERCIALES. Ah, y ¿qué son entonces? Pues pregúntenselo a esos científicos que tanto saben. A ver qué AS se sacan de la manga para explicar eso.
 

Para futuras investigaciones, les recomendamos desconfíen de la manipulada Wikipedia, ya que esta fuente pertenece a Google y Google va a Bilderberg, luego jamás dará información que pueda incriminar a esta oligarquía. Aunque también es verdad que Cebrián es un Bilderberger y tanto El País como eldiario.es son traidores a España y colaboran con Soros, tal y como han desvelado los  DCleaks.

Señores lacayos, mientras sigan creyendo en el filantrópico Carnegie Institute y en sus “científicos”,  lo único que van a escribir es basura.

Nuestra asociación queda a su disposición para informarles puntualmente de cualquier duda que tengan. Y si quieren hacer honor a su profesión de periodista, estaríamos encantados de vehicular la necesaria rectificación de sus erróneos artículos que desinforman al pueblo español.



Asociación Nacional Española Cielos Limpios